Conferencia de prensa del presidente Kennedy - Historia

Conferencia de prensa del presidente Kennedy - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


> JFK> Prensa

CONFERENCIAS DE PRENSA DE 1962 DEL PRESIDENTE KENNEDY

15 de enero de 1962 Conferencia de prensa

EL PRESIDENTE. [1.] Solo tengo un anuncio. Estoy seguro de que todos están familiarizados con la historia en el artículo de esta mañana de la documentación sobre el estudio de las comparaciones de aquellos en nuestras escuelas y universidades y el tipo de materias que estudian que fue publicado por la National Science Foundation. Este ha sido un tema de cierta preocupación para mí desde hace algún tiempo porque uno de los problemas más críticos que enfrenta esta Nación es la insuficiencia de la oferta de mano de obra científica y técnica, para satisfacer las crecientes necesidades de los esfuerzos de investigación y desarrollo de este país en los próximos años. futuro en 1951 nuestras universidades graduaron a 10.600 estudiantes en ciencias físicas. En 1960, a pesar del aumento sustancial de nuestra población, durante los últimos 10 años, y a pesar de que la demanda de personas calificadas en este campo ha aumentado enormemente con nuestros esfuerzos en defensa y espacio, investigación industrial y todo del resto, en 1960 el número había bajado de 19.600 a 17.100. En 1951 había 22.500 estudiantes de ciencias biológicas; en 196o había sólo 16.700. En el campo de la ingeniería, la matrícula aumentó de 232.000 a 269.000 en el período 1951 a 1957. Desde 1957 ha habido una disminución continua en la matrícula. El año pasado la cifra se redujo a 240.000.

Este es un tema de creciente preocupación. Es más que una coincidencia de oferta numérica para anticipar una demanda, aunque esto por sí solo sería difícil. Debido a la gravedad de este problema para el futuro a largo plazo de los Estados Unidos, le he pedido a mi Comité Asesor Científico, en cooperación con el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología, que revise los estudios disponibles y otra información pertinente, y que informe a lo antes posible sobre las medidas específicas que se pueden tomar dentro y fuera del Gobierno para desarrollar los científicos, ingenieros y técnicos necesarios y bien calificados para satisfacer las complejas necesidades gubernamentales, educativas e industriales de nuestra sociedad.

Para emprender esta tarea, el comité contará con el asesoramiento y la asistencia de personas y organismos, incluida la Academia Nacional de Ciencias, que en breve, a petición mía, iniciará un nuevo estudio sobre la utilización de la mano de obra científica y técnica.

Para todos aquellos que puedan estar al alcance de mi voz o que puedan seguir sus historias en los periódicos, quiero enfatizar el gran nuevo y emocionante campo de las ciencias y si bien deseamos enfatizar siempre las artes liberales, creo que estas cifras indican una necesidad a nivel nacional y también una gran oportunidad para hombres y mujeres jóvenes con talento. Y espero que sus maestros, sus juntas escolares y ellos mismos y sus familias consideren este asunto en el desarrollo de sus carreras.

[2.] P. Señor Presidente, como usted sabe, no ha habido nada oficial al respecto, pero ha habido algunos informes no oficiales derivados de las dos primeras conferencias exploratorias del Embajador Thompson en Moscú. Estos informes indican que la situación con Rusia no ha cambiado.

¿Podría decirnos, señor, si como resultado de las dos reuniones del Sr. Thompson en Moscú detecta alguna evidencia, nueva evidencia, de una posible solución de nuestras diferencias con Rusia sobre Berlín?

EL PRESIDENTE. Creo que tengo la esperanza de que estas conversaciones continúen, de modo que este asunto sea sometido al escrutinio y examen más minuciosos, para ver si tal arreglo es posible. Embajador Thompson, por lo tanto, espero volver a reunirme con el Ministro de Relaciones Exteriores y, una vez que estas reuniones hayan durado un período razonable, podremos emitir un juicio mucho más conciso en respuesta a su pregunta. Pero creo que hoy sería prematuro.

P: Presidente, en ese sentido, ¿podría darnos alguna idea de la duración de un período de tiempo razonable?

EL PRESIDENTE. No, creo que realmente dependería de lo que sucediera durante las negociaciones. En otras palabras, si se están logrando avances, o si hay evidencia de que se pueden lograr, por supuesto, entonces el tiempo sería diferente de lo que sería si no hubiera evidencia de un acuerdo de mentes. Así que creo que lo importante ahora es continuar y yo soy el Embajador Thompson.

[3.] P. Señor Presidente, Estados Unidos ha realizado esfuerzos informales pero enérgicos para llegar a una solución pacífica de la disputa entre Indonesia y Holanda. ¿Podría decirnos, señor, que si sus esperanzas son posibles de cumplirse ahora y si nuestros esfuerzos fracasan, acudiríamos entonces a las Naciones Unidas?

EL PRESIDENTE. No tenemos ninguna información más precisa que la noticia con la que está familiarizado con respecto a la declaración de los holandeses. Hemos estado extremadamente ansiosos de que se logre un arreglo pacífico en este asunto y hemos utilizado nuestra influencia para lograrlo. Me complace particularmente que el Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. U Thant, se haya estado ocupando con mucha energía para tratar de ver si existe la posibilidad de un arreglo pacífico.

Espero que ambas partes respondan a sus esfuerzos y que podamos evitar un estallido de hostilidades entre Indonesia y los Países Bajos. La gran responsabilidad recae en ambos países, y tengo la esperanza de que le brinden al Sr. U Thant toda su cooperación porque la alternativa no sería feliz para el mundo, ni, realmente, creo, a largo plazo, para las partes involucradas. . Una solución pacífica, por supuesto, sería lo mejor y para eso estamos trabajando.

[4.] P. Presidente, esta es una pregunta sobre su programa de liberalización comercial. Algunos miembros del Congreso de áreas industriales informan en privado que están preocupados por los problemas de su apoyo al programa porque algunos de sus componentes de fabricación dicen que, a menos que puedan conseguir cosas, por ejemplo, como lana y algodón, en el mercado mundial precios en lugar de precios artificiales, que no pueden permitirse aceptar la idea de reducir las barreras comerciales. ¿Puede darnos su evaluación de la gravedad que cree que tiene este problema y ve algún posible estímulo para ellos?

EL PRESIDENTE. Bueno, por supuesto, hay dos diferentes: uno es el algodón, que tiene un excedente aquí en los Estados Unidos, y el otro es la lana, que importamos. En el caso del algodón, como ustedes saben, enviamos, exportamos, alrededor de 6 millones de balas de algodón al año, e importamos alrededor de 6000.000 balas manufacturadas, textiles. De hecho, exportamos casi tanto algodón, textiles manufacturados, como importamos. Entonces, la exportación de algodón es un ingrediente muy importante en nuestra balanza de pagos.

Creo que solo los japoneses compran, creo, casi $ 240 o $ 250 millones de algodón. Creo, como dije antes, que si bien algunas industrias pueden no obtener el mismo beneficio de esta propuesta que otras, en general, será muy útil para la industria y muy útil para la agricultura y muy útil para los Estados Unidos.

Y creo que si los miembros del Congreso comienzan a examinar las cifras en sus distritos y en sus estados, y se están preparando estas cifras que muestran dónde corre la balanza comercial, entonces creo que podemos obtener un apoyo mayoritario para la legislación. . Se expresa mucha preocupación sobre Japón, pero manejamos una balanza comercial de 500 millones de dólares a nuestro favor. Vendimos a Japón el año pasado 500 millones de dólares más de lo que nos compraron. De modo que creo que Estados Unidos puede competir.

Como dije el otro día, lo cierto es que los países del Mercado Común han tenido un crecimiento económico extraordinario, pleno empleo y todo lo demás, y es para incrementar nuestro empleo y nuestras oportunidades que estamos recomendando esto. Entonces, en respuesta a su pregunta, creo que cuando los miembros de la Cámara y el Senado hayan examinado nuestra propuesta, examinado sus salvaguardias, examinado lo que puede hacer por el empleo, tengo la esperanza, de hecho, lo siento muy posible, de que puede asegurar una mayoría, aunque es un asunto sofisticado y difícil de explicar rápidamente. Pero creo que cuando el trabajo educativo esté terminado, creo que el país entenderá que es lo mejor para nosotros.

[5.] P: Presidente, ¿las tropas estadounidenses están ahora en combate en Vietnam?

EL PRESIDENTE. No.

[6.] P. Presidente, el secretario Freeman ha dicho que es imposible expandir el programa de alimentos por paz y el Sr. McGovern dice que debería expandirse. ¿Has podido resolver esta diferencia?

EL PRESIDENTE. Bueno, creo que debería ampliarse tanto como podamos. Creo que la preocupación del Sr. Freeman es, en primer lugar, los mercados comerciales regulares, que los alimentos por la paz deben complementarlos y no traspasarlos, las obligaciones que tenemos con otros que también son exportadores de productos agrícolas, la cuestión de los fondos y finanzas, de cuánto, si estamos hablando de los $ 2 mil millones al año, que somos ahora. Tengo la esperanza de que podamos utilizar bien nuestro poder productivo en este campo, pero creo que la cuestión del equilibrio, y creo que el Sr. McGovern y el Sr. Freeman, a mi juicio, estarán en equilibrio cuando lleguen antes de la Congreso, porque creo que ambos tienen los mismos intereses básicos en usar bien nuestra comida y no desperdiciarla en el almacenamiento.

[7.] P. ¿Qué puede decirnos acerca de los esfuerzos de la administración para acelerar el calendario de negociaciones en la industria del acero, y qué espera lograr con esto?

EL PRESIDENTE. Bueno, yo tenía la esperanza, por supuesto, desde el principio de que se llegara a un acuerdo en la industria del acero, que sería, como dije en mi carta al Sr. McDonald, que estaría dentro del rango de productividad y estabilidad de precios, y que llegaría en un momento, aunque no lo he dicho antes, llegaría en un momento que evitaría una repetición de lo que vimos en 1958 donde hubo un tremendo aumento en el inventario, en los primeros 6 meses del año que afectó negativamente a la economía en la última mitad del año, y también afectó negativamente al empleo en las propias acerías. Entonces, donde trabajaron a gran capacidad durante los primeros 6 meses, hubo muchos despidos después de la huelga.

Ahora bien, si se puede llegar a un acuerdo entre las siderúrgicas y el sindicato siderúrgico, por supuesto que sería bueno que yo llegara temprano, para que el país y los consumidores de acero puedan hacer sus planes de futuro sin acumular existencias. .

Ahora bien, este es un juicio para ellos. Esta es una economía libre, y el gobierno federal no tiene poder a menos que haya una huelga que afecte la emergencia nacional, pero el secretario Goldberg está disponible para los buenos oficios que pueda realizar.

[8.] P. Presidente, después de un año en la oficina de la Presidencia, ¿le importaría darnos alguno de sus comentarios sobre el primer año y quizás, en particular, los eventos más gratificantes y decepcionantes que se han encontrado en su escritorio?

EL PRESIDENTE. Bueno, yo diría que el evento más decepcionante fue nuestro fracaso en lograr un acuerdo sobre el cese de los ensayos nucleares, porque creo que ese podría haber sido un paso muy importante para aliviar la tensión y prevenir la proliferación de las armas, y también en haciéndonos más posible avanzar en el desarme y algunos de los otros asuntos que nos dividen. Lo que creo que es más alentador es el hecho de que primero creo que hay un mayor impulso de unidad en las naciones occidentales y en nuestras relaciones con América Latina, y también creo que se ha vuelto más obvio que la gente sí desea ser libre e independiente. Y aunque pueden organizar sus sociedades de diferentes formas, quieren mantener una soberanía nacional, lo que yo consideraría una gran fuente de fortaleza para nosotros. He tenido otras decepciones, pero son importantes.

[9.] P. Presidente, en el pasado parecía que los gobiernos de coalición se inclinaban hacia el control comunista. ¿Estamos entonces arriesgándonos a apoyar un gobierno de tipo coalición en el sudeste asiático?

EL PRESIDENTE. Estamos arriesgándonos en todo el sudeste asiático y arriesgándonos en otras áreas. Nadie puede hacer predicciones para el futuro, en realidad, sobre cualquier asunto en el que estén en juego intereses poderosos. Creo, sin embargo, que tenemos que considerar cuáles son nuestras alternativas y cuáles son los proyectos de guerra en esa área si fracasamos en nuestros esfuerzos actuales y los problemas geográficos que deben superarse en tal compromiso militar, donde hay sin entrada fácil por mar y donde la ubicación geográfica está muy lejos de nosotros y muy cerca de quienes puedan verse involucrados. De modo que no hay una respuesta fácil y segura para Laos, pero a mi juicio, lo mejor para nuestro país es trabajar por un Laos neutral e independiente. Estamos intentando hacer eso. Y les puedo asegurar que reconozco los riesgos que conllevan. Pero también creo que debemos considerar los riesgos si fallamos, y particularmente la posibilidad de una escalada de una lucha militar en un lugar de peligro. Así que vamos a intentar resolver este asunto de una manera que nos permita intentarlo.

[10.) P. Presidente, los cancilleres interamericanos se reunirán en Punta del Este el próximo lunes. Antes de esa reunión, ¿podría decirnos qué tipo de acción espera que tome la reunión para frenar el castrismo?

EL PRESIDENTE. Bueno, creo que es el consenso del hemisferio que el comunismo es una amenaza; que es sostenido y apoyado por fuerzas alienígenas; que no tiene cabida en el sistema interamericano; y que estamos en contra de las dictaduras de derecha e izquierda. Y ahora que la República Dominicana está saliendo de una dictadura de derecha, tenemos la esperanza de que la voz del hemisferio se exprese en contra de las dictaduras de izquierda que se sostienen y apoyan desde fuera del hemisferio. Creo que lograremos ese consenso.

[11.] P. Presidente, las propuestas agrícolas que se están preparando ahora parecen implicar un gran control de la producción y la comercialización por parte del Gobierno. Después de su larga conferencia con el secretario Freeman, ¿opina ahora que si el gobierno va a continuar con los programas de sostenimiento de los precios agrícolas, debe haber control o administración de la producción?

EL PRESIDENTE. Bueno, gerencia, creo que lo que estamos tratando de hacer es evitar los excedentes que podemos producir debido a la extraordinaria productividad de nuestras fincas. Dije el otro día en el Discurso del Estado de la Unión que nuestra producción per cápita ha aumentado casi un 100 por ciento en los últimos 10 años, que es más rápido que nuestro consumo, y como tenemos algo más de dificultad para mantener algunos de nuestros mercados en el exterior. , a mi juicio, deberíamos intentar brindar con el apoyo de los agricultores y del Congreso un equilibrio razonable que proteja sus ingresos. De lo contrario, estos excedentes romperán los ingresos de los agricultores, o se acumularán tan alto en los cobertizos de los Estados Unidos en el almacenamiento que todo el programa de tratar de ayudar a los agricultores caerá en descrédito y el mismo agricultor resultará dañado. Entonces, lo que estamos tratando de hacer, y esto es extremadamente difícil debido a la variedad de opiniones involucradas, es tratar de trabajar con el agricultor y el Congreso para tratar de lograr un equilibrio entre la producción para nuestro uso doméstico, para nuestro uso mundial, para alimentos por paz, y al mismo tiempo asegurar que los ingresos del agricultor no se rompan por excedentes, como sucedió en gran medida en los años veinte. Y ese es nuestro esfuerzo, y creo que es esencial que tengamos éxito si se va a proteger el interés público y los agricultores.

[12.] P. Presidente, esto tiene que ver con la conducta de nuestro sistema judicial. En los últimos años, al menos dos jueces federales han renunciado a sus funciones para volver a ejercer la abogacía. Dado que los jueces federales son nombrados de por vida, ¿le importaría comentar sobre el posible impacto de este tipo de renuncia en el sistema judicial y su efecto sobre los estándares éticos de la comunidad?

EL PRESIDENTE. Creo que la razón por la que son nombrados de por vida es para que no solo no haya faltas reales, sino que no haya apariencia de faltas. Y aunque no haría ningún juicio en los dos casos que mencionó, no creo que nadie deba aceptar un cargo de juez federal a menos que esté preparado para ocuparlo de por vida, porque creo que el mantenimiento de la integridad del poder judicial es muy importante. Así que espero que todos los jueces se queden hasta el final de sus mandatos.

[13.] P: Señor, el pasado mes de abril, durante la revuelta de los generales en Argelia, hizo usted una oferta, pero desde aquí no quedó claro si era de apoyo o de ayuda al general De Gaulle. Si ocurriera un caso similar en un futuro cercano, ¿haría una oferta similar al presidente De Gaulle de apoyo o ayuda?

EL PRESIDENTE. No creo que haya descrito completamente, con precisión, el tipo de mensaje que le envié al general De Gaulle. Y creo que probablemente una oferta de ayuda no sería una descripción precisa de la misma. Si pensáramos eso, pensaría que no sería prudente especular sobre el futuro. Pero este fue un asunto que fue manejado por los franceses, y no se solicitó ayuda ni se ofreció ninguna.

[14.] P. Presidente, en el caso de Cachemira, India no ha cumplido su promesa de celebrar elecciones libres y ha recurrido con impunidad para atacar Goa el 17 de diciembre. ¿Podría decirnos qué podría hacer Estados Unidos para asegurar que no surja un doble rasero de acción en las Naciones Unidas?

EL PRESIDENTE. Bueno, hay varias preguntas diferentes. Estamos en contra de un doble rasero de acción en las Naciones Unidas, y creo que hemos intentado dejarlo en claro, y ese doble rasero se aplica a una gran variedad de cosas diferentes, no solo a las cuestiones que mencionó en su pregunta.

Ahora, en el asunto de Cachemira, nos ha preocupado y nos preocupa que se llegue a un arreglo o solución porque ambos países tienen numerosos problemas externos e internos. Y hemos estado ayudando a ambos países a construir una economía más viable y, obviamente, todo lo que se pone en armas como resultado de sus fricciones, por supuesto, lo quita del esfuerzo general, y vamos a continuar con nuestros esfuerzos.

[15.] P. Presidente, hay dos recursos pendientes en la Oficina de Planificación de Emergencias que se relacionan con el comercio exterior. Uno busca protección para la industria textil y el otro busca una reducción de las restricciones a la importación de aceite residual. ¿Podría decirnos qué avances se están logrando con respecto a estos llamamientos y, en particular, si ha recibido alguna recomendación?

EL PRESIDENTE. Bueno, hicimos una recomendación hace aproximadamente un mes sobre el petróleo residual que preveía un aumento en la cantidad que podría importarse, creo que la mayor parte de Venezuela. En materia de textiles, ese es uno de los temas que formó parte de nuestra propuesta de siete puntos a la industria textil, que consideraríamos.

Hemos logrado algunos avances con la industria textil, el acuerdo voluntario, que fue hecho por el Subsecretario, Sr. Ball, que está tratando de lograr una distribución más feliz de la producción textil de una manera que no cause dumping. Creo que eso ha sido una ayuda para la industria textil: el cambio que hicimos en las asignaciones por depreciación. 'Hay otros asuntos que estamos investigando ahora, y este es uno de ellos. Pero es un hecho que la importación de textiles este año, que había pasado de alrededor del 4 al 7 por ciento del '58 al '60, se redujo por diversas razones al 6 por ciento, por lo que la situación de las importaciones se alivió algo para la industria textil. . Pero para responder a su pregunta, ambos asuntos están ante nosotros.

[16.] P. Presidente, las críticas de que no derribamos el muro de Berlín parecen estar aumentando en lugar de disminuir. Hace apenas una semana, el presidente del Comité Nacional Republicano criticó enérgicamente su administración. No recuerdo que alguna vez hayas discutido públicamente esta fase particular de la pregunta. ¿Crees que te resultaría útil hacerlo ahora?

EL PRESIDENTE. Bueno, lo he discutido. Dije que nadie en ese momento en ningún puesto de responsabilidad, y usaría ese término en el contingente estadounidense de Berlín Occidental, en Alemania Occidental, Francia o Gran Bretaña, sugirió que los Estados Unidos u otros países entraran y derribar el muro.

La Unión Soviética había tenido un control de facto durante muchos años, que en realidad se remontaba a finales de los años cuarenta en Berlín Oriental. Había sido entregada como capital de Alemania Oriental hace mucho tiempo. Y Estados Unidos tiene una fuerza muy limitada rodeada por muchas divisiones. Vamos a encontrarnos con el desafío de mantener lo que hemos considerado nuestros derechos básicos, que son nuestra presencia en Berlín Occidental y el derecho de acceso a Berlín Occidental, y la libertad de la gente de Berlín Occidental.

Pero a mi juicio, creo que pudo haber tenido una reacción muy violenta que podría habernos llevado por un camino muy rocoso, y creo que fue por eso y porque fue reconocido por aquellas personas en puestos de responsabilidad que ninguna recomendación se hizo de acuerdo con las líneas que sugirió en ese momento. La retrospectiva es ...

[17.] P. Han pasado más de 4 meses desde que los soviéticos comenzaron su serie de pruebas nucleares en la atmósfera, y creo que estaría de acuerdo en que sería imprudente no asumir, asumir que no se están preparando más. pruebas. ¿Puede discutir cuáles son las consideraciones primordiales para hacer que le demos a este enemigo potencial un regalo de ese período de tiempo, y también puede decirnos cuándo podemos esperar una decisión de su parte en este asunto de las pruebas en la atmósfera?

EL PRESIDENTE. Bueno, como saben, hemos probado bajo tierra, de modo que al hablar sobre el regalo del tiempo, ese asunto debe tenerse en cuenta. En segundo lugar, por supuesto, estábamos negociando en la mesa de Ginebra cuando la Unión Soviética, después de muchos meses de preparación, inició sus pruebas.

He anunciado que estamos haciendo nuestros preparativos para realizar pruebas atmosféricas si se considera que es de interés público cuando se completen esos preparativos. De modo que es del todo imposible para un país libre como Estados Unidos, con una prensa libre, preparar en secreto los preparativos extensos, extensos que serían necesarios, al mismo tiempo estamos llevando a cabo una negociación muy importante y vital. Para que la Unión Soviética tenga esa ventaja. Tienen ventajas como dictadura en esta lucha de la guerra fría. Pero tienen desventajas muy serias, y creo que tenemos que equilibrarlas unas con otras.

[18.] P. Presidente, durante la campaña electoral usted prometió que, si era elegido, emitiría una orden ejecutiva que prohíbe la segregación racial en las viviendas con asistencia federal. Recientemente se informó que ha decidido posponer la emisión de dicha orden por algún tiempo. Me preguntaba si podría darnos su opinión sobre esta cuestión de tiempo: ¿por qué quiere posponerlo?

EL PRESIDENTE. Bueno, creo que he dicho que emitiría esa orden cuando lo considere de interés público y cuando lo considere una contribución importante al avance de los derechos de nuestros ciudadanos. Señalaré que esta administración en los últimos 12 meses hizo más avances en el campo de los derechos civiles en toda una variedad de frentes que los que se hicieron en los últimos 8 años. Por ejemplo, hemos llevado a cabo muchas más demandas en materia de derechos de voto, el nombramiento de empleados federales y jueces y sus empleados, y el fin de la segregación en los viajes interestatales y las instalaciones terminales, el trabajo de la CPI y el trabajo que se realiza en ferrocarriles y aeropuertos, y hemos tenido, al menos las comunidades involucradas, avances importantes en la integración en este campo.

Por lo tanto, estamos avanzando de una manera que mantendrá un consenso y promoverá esta causa. Y creo que se puede emitir un juicio adecuado sobre este y otros asuntos relacionados con la igualdad de derechos al final de este año y al final de nuestro mandato. A mi juicio, vamos a hacer un progreso significativo y soy plenamente consciente de la redacción de la declaración a la que se refiere, y planeo cumplir con mis responsabilidades en este asunto.

[19.] P: Presidente, ¿le importaría comentar cómo la emisión de bonos de las Naciones Unidas puede inclinar la balanza a favor de Estados Unidos?

EL PRESIDENTE. ¿Puedo hacer qué?

P. ¿Puede inclinar la balanza a favor de Estados Unidos?

EL PRESIDENTE. Creo que puede ayudarnos a fortalecer las Naciones Unidas, lo que creo que es del interés de Estados Unidos, y creo que si no tenemos una emisión de bonos, o un sustituto satisfactorio, y no he oído hablar de ninguno, en En mi opinión, la ONU irá, navegará, a un clima muy difícil en lo que respecta a su financiamiento, y podría estar al borde de la bancarrota. Y creo que esta es una forma, junto con la decisión que tomará la Corte con respecto al pago de sus obligaciones, esta es una forma de distribuir la carga de manera más equitativa y asegurar que las Naciones Unidas tengan fondos suficientes. Ahora, miro lo que está sucediendo en el Congo, donde se está avanzando hacia el establecimiento de un Congo independiente, y si el Sr. Tshombe y el Primer Ministro, sobre la base de su acuerdo en Kitona, pueden continuar progresando, podemos tengo una esperanza real allí.

Entonces, en mi opinión, Naciones Unidas justifica sustancialmente el esfuerzo que le dedicamos. Como dije hoy, confiamos mucho en el Secretario General con respecto a lo que está sucediendo ahora en el oeste de Nueva Guinea e Indonesia. De modo que creo firmemente en él, y creo que esta es una forma de fortalecerlo que inclina la balanza, creo, en aras de la paz y de aquellas naciones que desean ser libres.

[20.] P. Presidente, esta tarde dos mil mujeres estadounidenses, muchas de ellas de lugares lejanos, se manifestaron bajo un aguacero frente a la Casa Blanca en pro del desarme y la paz. ¿Considera útil este tipo de demostración y le influye a usted y a otros líderes mundiales responsables de la paz?

EL PRESIDENTE. Bueno, creo que estas mujeres son extremadamente serias y que están tan preocupadas como todos nosotros por la posibilidad de una guerra nuclear. Hablaron esta mañana con el Sr. Fisher, que es el Director Adjunto de nuestra agencia de desarme. Destacamos el esfuerzo que íbamos a realizar en la conferencia de desarme que se celebraría en marzo. Yo mismo vi a las damas. Reconocí por qué estaban allí. Había un gran número de ellos. Fue bajo la lluvia. Entendí lo que estaban intentando decir, y ahí. Antes consideré que su mensaje había sido recibido.

[21.] P. Presidente, hace casi exactamente un año, el presidente Eisenhower en su tarifa. Bien se discutió la influencia de la alianza militar-industrial en el programa de gasto de defensa. Me pregunto, señor, si, en su primer año en el cargo, ha desarrollado una preocupación similar por este problema.

EL PRESIDENTE. Creo que el presidente Eisenhower comentó sobre un asunto que merece una atención continua por parte del presidente y también del secretario de Defensa. Llega a haber un gran interés en los gastos debido al empleo que está involucrado, y todo lo demás, y esa es una de las luchas que él tuvo y que tenemos nosotros, y creo que su advertencia o sus palabras fueron bien tomadas.

[22.] P: Presidente, ¿tiene algún comentario sobre las recientes negociaciones en el Mercado Común que pasan a la segunda fase, sus negociaciones con nosotros sobre productos agrícolas?

EL PRESIDENTE. Hemos tenido una larga negociación, que se remonta a varios meses, sobre el tema con el Mercado Común. En diciembre enviamos al Sr. Petersen y al Subsecretario de Agricultura, Sr. Murphy. Los enviamos de regreso esta semana. El arreglo, que se ha desarrollado en los últimos días, ha mejorado nuestra posición. Siempre tendremos -y creo que este es uno de los argumentos a favor de los poderes, que solicité al Congreso- una lucha difícil con el aumento de la productividad agrícola en Europa, con la balanza del comercio agrícola. Estamos enviando al Mercado Común alrededor de mil millones cien millones y recuperando alrededor de doscientos millones de ellos; es bastante obvio que es imposible para nosotros comerciar equitativamente con ellos en agricultura. Entonces, por lo tanto, tenemos que comerciar en todos los ámbitos. Dadas las dificultades que el Mercado Común está encontrando ahora con la agricultura, y de las que veremos más cuando avancen las negociaciones británicas, creo que, por toda la información que tengo, este parece ser el mejor arreglo que tengo. podríamos hacer y parece ser de interés público y, en general, creo que es satisfactorio.

[23] P. Señor, recientemente ha habido mucho por hacer en los periódicos sobre las membresías en varios clubes que afectan a los miembros de su administración, que tienen que ver con el Cosmos Club y el Metropolitan Club, con los que está familiarizado.

Señor, ¿tiene algún estándar particular que aplique en su propio caso en cuanto a las membresías en varios clubes, en cuanto a si deben ser mixtos o birraciales?

EL PRESIDENTE. He dicho desde el principio que pensé que este era un asunto personal que involucraba no solo a los miembros de este Gobierno, sino que involucra a todos en la ciudad y a todos en el país, y cada individuo debe emitir su juicio de la manera que crea. tener razón. Y he dicho que mi solicitud para el Cosmos Club no se renovaría.

[24.] P. Presidente, no mencionó específicamente a los médicos en su declaración de apertura. Si obtiene la legislación de Medicare, ¿dónde conseguiría médicos, enfermeras y hospitales para satisfacer las necesidades de las personas mayores?

EL PRESIDENTE. En esta ocasión hablaba de científicos, pero como saben, en el discurso sobre el estado de la Unión pedimos ayuda a las escuelas de medicina y enfermería. El hecho es que nuestros médicos se están quedando muy por detrás de la tasa de aumento de nuestra población, y nos va a resultar cada vez más difícil servir bien a nuestra gente. Sin embargo, no creo que la solución deba ser negar la atención médica a las personas. Creo que podemos hacerlo mucho mejor que eso, y sugeriría que el mejor remedio sería ayudarnos en el programa que recomendamos para fortalecer nuestras escuelas de medicina para que podamos conseguir los médicos que necesitamos.

Periodista: Gracias, señor presidente.

NOTA: La vigésima conferencia de prensa del presidente Kennedy se llevó a cabo en el Auditorio del Departamento de Estado a las 4 de la tarde del lunes 15 de enero de 1962.


Ver el vídeo: WATCH LIVE: President Biden holds first press conference 32521


Comentarios:

  1. Tojalar

    Sí, en serio. Fue y conmigo. Discutamos esta pregunta.

  2. Fakhir

    Pregunta encantadora

  3. Cluny

    Si tu talento :)

  4. Cynn

    Cualquiera puede ser

  5. Mikajora

    En mi opinión estás equivocado. Escríbeme en PM.

  6. Taggart

    Ni siquiera me atrevo a llamarlo un artículo.

  7. Maurisar

    Existe la página web sobre la pregunta que le interesa.



Escribe un mensaje